Inicio | :: Asi Andamos | En cuenca hidrográfica del río Boba siembran más de 4.0 millones de árboles de diferente variedad

En cuenca hidrográfica del río Boba siembran más de 4.0 millones de árboles de diferente variedad

LOMA QUITA ESPUELA, San Francisco de Macorís.- Brigadas del Plan Nacional Quisqueya Verde han plantado más de 4.0 millones de árboles en la cuenca hidrográfica del río Boba como parte de los esfuerzos que se hacen para la protección y conservación de los acuíferos que nacen en la zona y que abastecen de agua a gran parte de las poblaciones de la región Nordeste.

Las plantaciones de pino, caoba, así como la protección de especies endémicas se realizan en propiedades privadas de personas que han autorizado la siembra de árboles en sus terrenos para garantizar la preservación de los acuíferos de la zona y evitar su desaparición.

En un recorrido realizado por el director del Plan Nacional Quisqueya Verde, José Enrique Báez Ureña, en gran parte de la cuenca del río Boba, pudo observar el trabajo de reforestación que se hace en la zona.

Entre los ríos que abastecen a Boba, en cuyos nacimientos y cuenca media se lleva a cabo las labores de reforestación del Plan Nacional Quisqueya Verde, se destacan Brazo Grande, Arroyaso, Arroyo El Toro, Caño Claro, San Juan, La Manteca, Blanco, Arroyo Sabana, Goyo y Maite.

De acuerdo con el hacendado Emmanuel Camilo y el agricultor Rafael Vásquez Vicente en el proceso de reforestación en la cuenca Boba se han recuperado muchas especies endémicas que corrían el riesgo de desaparecer.

En las propiedades de Emmanuel Camilo hay 10,000 tareas sembradas de pino adulto, en las cuales se está procediendo a hacer el raleo de algunas matas para garantizar el desarrollo de la plantación sin ninguna dificultad.

Las comunidades de la Loma Quita Espuela han logrado desarrollarse luego del proceso de reforestación que inició el Plan Nacional Quisqueya Verde en el año 1998.

Los propietarios de los terrenos donde se desarrollan las plantaciones de pino, han podido aprovechar la madera del raleo que hacen en sus propiedades.

El agricultor y capataz Rafael Vásquez Vicente, quien tiene bajo su responsabilidad una brigada de 10 hombres explica que la reforestación de extensa cantidades de tierra se hace con la anuencia de los propietarios, quienes en su mayoría han entendido que esos no son terrenos para ganado.

En la zona de amortiguamiento de la loma Quita Espuela se desarrollan plantaciones de Cabirma, Cola, Cigua, Ciruelillo, Caoba y Pino.

“Son pocas las brigadas que han hecho el trabajo de reforestación que ellos realizan en la zona”, dijo Vásquez Vicente; y puso como ejemplo que ya tienen caoba de seis años que miden ocho y nueve pulgadas de grosor, mientras que el pino tiene cuatro y cinco años con un buen grosor.

En un mes han sembrado entre 35,000 matas con la ayuda de la gente de la comunidad, con una brigada integrada por cinco y a veces 10 personas.

Explicó que solo en su comunidad han sembrado más de 1,200,000 de matas de diferentes variedades, y solo a César Campo un propietario de terreno le han sembrado 3,000 tareas.

El agricultor y capataz cuenta que primero tenía que pelear con la gente para lograr que le permitieran sembrar las plantas, pero que ahora son los propietarios quienes les buscan  para reforestar esos terrenos.

Comenta que ha hecho varios cursos, se trasladaba a Jarabacoa, Yamasá, Zambrana lo que le permitió ganarse la confianza de la gente de su comunidad que ahora están deseosas de sumarse a la labor de reforestación.

Explica que tiene 14 años como coordinador voluntario de Medio Ambiente y que ha hecho varios cursos en Jarabacoa, Yamasá, Zambrana sobre la siembra, conservación y protección de los árboles.

Dijo que todas las personas que autoricen la siembra de árboles tendrán el permiso de corte cuando los árboles estén en condiciones, pero que antes los campesinos tenían temor de sembrar árboles para la reforestación porque creían que sus tierras les serian quitadas.

“En la comunidad de la Colonia se ha asfaltado la carretera por las plantaciones de árboles” y considera que igual suerte correrán las comunidades donde se desarrolle el proceso de reforestación que se lleva a cado en las diferentes comunidades de la Cuenca de Boba.

Entre las comunidades que se han beneficiado con el proceso de reforestación se encuentran Palmarito, Caracol, El Morrito de Puerca Gorda, La Colonia, La Maleza, Rancho Abajo, Rancho Arriba, Santa Fe, La Sabina, Los Ramones y Guineal.

Entre los beneficios de la reforestación en la zona cita el control de incendio, el aumento del caudal de los ríos y la mejoría de temperatura.

“En esas comunidades se contaban entre 50 y 60 conuco con gran cantidad de incendio, esto ahora no se ve”, revela el agricultor Vásquez Vicente.

“En la zona hay 10 trabajadores voluntarios, guarda parque, quienes además protegen los ríos, y no permiten que se tire veneno ni contaminen los ríos porque los habitantes de las comunidades consumen esas aguas”, sostuvo.

Emmanuel Camilo; de los pioneros en la siembra de árboles con Quisqueya Verde,  antes con una gran extensión de tierra ganadera, pero vio  que no era rentable a mediano ni largo plazo y se dedicó a reforestar sus terrenos con pino, mara, caoba, grevilea.

Dijo que estos eran terrenos sembradas de arroz y ganado, pero que eliminó el ganado con la crítica en el sector, ahora tiene 9,000 tareas plantadas de pino y comienza el proceso de raleo y asegura que los beneficios son cuantiosos.

A los ganaderos que tienen finca en las montañas, en el caso de la ganadería bovina o caprina no es rentable, los terrenos son muy ácidos y lo que deja beneficios económicos son las fincas forestales, además del beneficio económico la satisfacción de ver la reforestación y recuperación de los ríos.

Via: Hoy Digital