Inicio | :: Articulos | El cuidado de los helechos

El cuidado de los helechos

helechosLos helechos parecen plantas delicadas, pero han sobrevivido a muchos cataclismos en sus 400 millones de años de existencia y todavía son capaces de alegrar cualquier jardín.

Manuel Caluff, botánico empírico y diseñador gráfico de profesión, es director y fundador del Jardín de los Helechos de Santiago de Cuba y ha dedicado su vida a esta especie vegetal.

Dos libros, cientos de artículos especializados publicados, muchas conferencias alrededor del mundo y miles de ilustraciones después, Caluff todavía disfruta de sentarse a contemplar los helechos de su jardín. “Yo creo que hay dos cosas que ayudan a aquietar el alma, un acuario y un helecho, tienen el mismo efecto”, dice.

En su libro “Conservación de los licófitos y los helechos en las Antillas”, recientemente presentado en el país, el investigador taxónomo ofrece todos los detalles sobre el cuidado de los helechos. El propio Caluff ha descrito 25 nuevas especies de esas plantas para la ciencia en su natal Cuba.

Cuidados
Los helechos son muy diversos. Los hay de lugares húmedos y muy secos (viven con los cactus), los hay de sombra y de sol. Tristemente el 30 porciento está en extinción por la desaparición de sus ecosistemas.

Caluff comenta que los helechos que comunmente se cultivan como plantas hornamentales ameritan de determinadas condiciones ambientales. “Si se vive muy cerca del mar es difícil, pues el aire del mar no les gusta”, señala el experto.

También es preferible la iluminación difusa, la cual puede ser creada articialmente, pues muchas de las especies comunes de helechos, contrario a lo que se cree, prefieren la iluminación filtrada a la sombra. “Los helechos no viven en la sombra y tampoco son plantas de interior. Dentro de la casa es difícil tenerlos si no hay una claraboya, un ventanal o algún tipo de iluminación artificial”, dice.

Advierte que no les gusta que los cambien de lugar y que ameritan ser regadas con frecuencia. Y además son plantas chismosas. “Todo lo dicen, si las cuidas, si les echas agua con frecuencia o no, todo lo hablan”, comenta divertido Caluff. Para el apasionado de la botánica los helechos tienen muchos secretos, pero no todo el mundo puede entenderlos. Se necesita -según Caluff- de una sensibilidad especial “y hay personas que son completamente abióticas, que no les gustan las plantas”.

Curiosidades 
¿Necesitan los helechos que les hablen? No, lo que necesitan según Caluff es ser entendidos, “hay que conocer su lenguaje que no es de palabras”. Debe existir una comunicación que suele expresarse en situaciones.

Hay que ser capaz de ver cuando por falta de agua la prefoliación circinada (hojas nuevas) está fláccida, o incluso por el olfato ser capaz de darse cuenta a distancia un helecho necesita agua.

“Cuando no han sido regados hay helechos que emiten un olor acre fuerte, otros  huelen a vainilla”, explica Caluff, quien tiene 35 años de experiencia en botánica y un título de investigador de honor de la Universidad de Santiago de Cuba por los resultados científicos de 20 años de trabajo.

“Mi jardín es pequeño, tiene 3000 metros cuadrados, pero es un emporio, tiene más de mil especies de plantas, la colección más grande de helechos en América, más de 400 especies, y la tercer colección de orquídeas de Cuba. Es un centro que recibe 10,000 visitantes anuales”, cuenta Caluff.

Los años de trabajo con los helechos le han permitido conocer sus secretos, como por ejemplo sus usos medicinales. Caluff comenta que el Culantrillo de pozo, aunque   no se ha demostrado científicamente su efectividad, se usa como antifebrículo y anticatarral; mientras que otro helecho,  la Calaguala, es de uso común para bajar la presión arterial y disminuir el exceso de sangrado menstrual en las mujeres. “Ese helecho tiene 22 aplicaciones medicinales en Latinoamérica, y en Estados Unidos se ha comprobado que tiene saponinas antitumorales”, dice Caluff.

MÁS USOS MEDICINALES DE LOS HELECHOS
Manuel Caluff, director y fundador del Jardín de los helechos de Santiago de Cuba, comenta que el 51% de las plantas de la vecina isla son endémicas. “Es el cuarto país en endemismo del mundo, tenemos áreas donde el 85% de las plantas son endémicas, por eso hay que sensibilizar a la población en su cuidado”, dice el experto.

Comenta que están siendo estudiados estudiandos varios helechos asiáticos que ayudarían a mejorar la potencia sexual del hombre. “También está la Doradilla de guácima, que está comprobado que tiene propiedad hepatológicas, ayudando con los problemas del hígado como cirrosis y problemas de la vesícula.

Existe la patente del elixir de Doradilla”, comenta. Caluff menciona también al helecho “Pasa de negro” que se emplea como suavizante para el pelo. “Se hierve la planta y se pone en el pelo y ayuda a disimular las canas y a fortificar el cabello”, dice.

Li Misol

Vía: http://listin.com.do

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php