Inicio | :: Asi Andamos | El COVID-19 y el cambio climático empujan a nuevo modelo de ciudad

El COVID-19 y el cambio climático empujan a nuevo modelo de ciudad

  • El secretario técnico de la Alcaldía del DN destaca el rol del Plan de Ordenamiento Territorial en nuevo modelo de ciudad

El precedente creado por la pandemia del COVID-19 y su impacto en la salud física y mental de las personas está demandando la construcción de un nuevo modelo de ciudad que priorice la “mancha verde” o espacios para el ocio, que sean complemento de las condiciones en cómo se vive en la casa.

La consideración es del arquitecto y secretario técnico de la Alcaldía del Distrito Nacional, Jesús D’Alessandro, quien afirma que la sociedad dominicana y el mundo están atravesando la peor crisis de salud pública que ha vivido la humanidad en los últimos cien años y que la acción humana ha causado una crisis récord en el medio ambiente que tiene efecto en la vida de la gente.

Entiende que en el Distrito Nacional con su región metropolitana, aunque en menor escala que el mundo, es un reflejo de la crisis ambiental y urbana que pone sobre la mesa un gran reto para las próximas generaciones en los siguientes 10 a 20 años.

“Nosotros demandamos espacios públicos de carácter recreativo que nos sirvan de complemento a nuestros espacios privados, de nuestras casas, tenemos que salir a esparcirnos porque la ciudad debe convertirse en una extensión de nuestras casas en atención a la necesidad que tengamos de aire puro, de poder ejercitarlos libremente en el exterior, es otro tiempo , es otra generación la que está pidiendo ese nuevo formado de ciudad”, indicó.

En ese proceso de transformación impulsado por la pandemia y el cambio climático, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) juega un papel importante, al igual que otros instrumentos de planificación como el Plan Estratégico del Distrito Nacional. De acuerdo con D’Alessandro desde la normalización de las políticas públicas que tienen que ver con la tierra de la ciudad se busca crear las condiciones de desarrollo sostenibles para las próximas generaciones.

“No todo el suelo de la ciudad es urbanizable, nosotros necesitamos tener una mancha verde de la ciudad en un estado de sanidad que nos permita primero beneficiarnos de espacios recreativos y que también permita buena permeabilidad del suelo”.

Con respecto al medio ambiente y su influencia en la convivencia de los ciudadanos, recuerda que la República Dominicana está en la ruta de los huracanes dentro de los demás países que conforman el Caribe y que cuando es impactada por uno de esos fenómenos aumentan las precipitaciones y las aguas no tienen hacia dónde drenar y se forman altos volúmenes de escorrentías, esa agua que corre causa pérdidas de propiedad pública y privada y de la vida urbana.

“Si nosotros urbanizamos toda la ciudad, si no se les da seguimiento a los planes de desarrollo de uso de suelo, a los planes de ordenamiento territorial, entonces comenzamos a crear una ciudad impensable, donde las aguas hacia donde correrían y ahí de nuevo se generan las inundaciones, por eso es importante contar con un plan de ordenamiento territorial conformado por mejores prácticas y por investigación, como ya en efecto tenemos” explica.

Precisó que en la ciudad se están construyendo los planes sectoriales específicos que obedecen a los tiempos actuales. Entiende que ante la situación generada por el COVID-19, el cambio climático y la demanda de un nuevo modelo de ciudad, hay que ver cada caso de forma específica, pero que se están haciendo esfuerzos por expandir las redes de agua potable, mejorar las redes de alcantarillado y enfrentar problemas de más de 20 años en la ciudad.

Diario Libre