Inicio | :: Asi Andamos | El agua que tenemos, el agua que necesitamos

El agua que tenemos, el agua que necesitamos

En 2018 el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, presentó el “CONTEXTO ACTUAL DEL AGUA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA”, en el marco del 8vo. Foro Mundial del Agua en Brasilia, el cual se ha convertido en el principal evento mundial de agua y saneamiento, organizado por el Consejo Mundial del Agua y co-organizado por el Gobierno de Brasil. El próximo Foro Mundial del Agua será realizado en la ciudad de Dakar, entre el 22 y 27 de marzo.

Según el Ministerio de Economía, el documento se nutre de los aportes directos e indirectos de los participantes en la Mesa de Coordinación del Recurso Agua, creada mediante el Decreto 265-16 con instancia de coordinación, para mejorar la calidad de la gestión del recurso agua y la prestación de los servicios de salud (APS) y de residuos sólidos en el territorio nacional.

Bajo este contexto el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), estima que en el país se cuenta con alrededor de 4,000 corrientes de aguas superficiales cuyo origen son las partes altas del sistema montañoso, donde la cordillera Central es la más importante seguida de la cordillera Septentrional y la cordillera Oriental, donde nacen 709, 243 y 193 cauces de ríos y arroyos, respectivamente. En base a esto el INDRHI desarrolló el Plan Hidrológico Nacional (PHN19), como una estrategia de identificación, análisis, y estimación de las necesidades actuales y futuras de agua, así como también de la disponibilidad del recurso. El PHN para su mejor comprensión y análisis sigue un arreglo de regionalización por cuencas y grupos de cuencas hidrográficas, como la muestra la Figura siguiente.

La disponibilidad de agua per cápita estimada a nivel nacional es de 2,378 m3/habitante/año, valor que de acuerdo con el PHN – INDRHI lo coloca en una situación de país con problemas generales de agua en situaciones normales de precipitación y de tensión hídrica en eventos extremos de sequía. Siguiendo el concepto de regiones hidrográficas, excepto Ozama-Nizao, el resto de las regiones hidrográficas se clasifican como de problemática general. Ozama-Nizao por su parte cae dentro de la región con posibilidades de tensión hídrica. La Figura siguiente ofrece la relación entre oferta de agua disponible, población y disponibilidad per cápita para las regiones hidrográficas de la Republica Dominicana.

Aunque la disponibilidad de agua a nivel nacional se estima en 23,467.69 MMC, solo 7,025.11 MMC caen dentro de la categoría disponibilidad segura a un factor probabilístico del 80%. Regionalmente, la tabla siguiente ofrece los valores de disponibilidad segura.

La demanda de agua en el sector agropecuario ocupa el mayor valor representando más del 60% para las estimaciones en el 2005, con una tendencia a la disminución en los años 2010, 2015, 2020 y 2025, aunque esta vez de acuerdo con las proyecciones. El sector ecológico por su parte sigue en importancia, requiriendo entre 32 – 37% de la demanda total, seguido por el sector agua potable que requiere entre el 6 -10% con tendencia al incremento; después aparece el sector industrial con demandas entre el 2 – 8% con tendencia al incremento y finalmente la actividad turística que requiere entre 1 – 2% de la demanda total con tendencia hacia un ligero incremento. El mismo PHN describe la demanda de agua por regiones y coloca al Yaque del Sur con un 38% de la demanda total, Yaque del Norte con 29%, Ozama -Nizao y Yuna, ambas con 13%, Atlántica con 4% y Este con 3%, respectivamente.

En cuanto a las aguas subterráneas, estas representan el 60 % de la disponibilidad de los recursos hídricos en el país. El 77 % de las aguas subterráneas provienen de la recarga directa de las lluvias o de la infiltración desde los cauces fluviales, un 15 % de retornos o infiltraciones de agua de riego y el 8 % restante a conexiones laterales con zonas contiguas. El INDRHI ha dividido al país en 14 zonas con un significado hidrogeológico claro, donde las sierras incorporan las principales regiones de recarga, en tanto que los valles, tectónicos y geomorfológicos, representan rutas de drenaje. Partiendo de lo anterior, el PHN ofrece estimaciones de recarga y potencial aprovechable del país basados en un estudio sobre el potencial hidrogeológico de la República Dominicana realizado por Rodríguez, H. y Febrillet, J.F (2006). El estudio reporta que la recarga total del país se aproximó en 4,161 MMC en tanto que potencial aprovechable fue de 2,469 MMC. A continuación, se ofrecen datos de recarga total y potencia aprovechable de los acuíferos de la República Dominicana agrupados por zona hidrogeológica.

Uniformizando la zonificación hidrogeológica de acuerdo con las regiones hidrológicas, los datos de recarga y potencial aprovechable se observan a continuación:

El documento presentado en el Foro Mundial del Agua en 2018 aclara: “En la actualidad, algunos de los sectores más importantes de la República Dominicana se encuentran regulados, tal es el caso del sector eléctrico, el sector bancario, el sector de las telecomunicaciones, entre otros. Sin embargo, hasta la fecha el tema de agua, agua potable y saneamiento todavía se encuentra desregularizado, o más bien es un sector que muestra rezago en materia institucional”.

Diario Libre

 

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to