Inicio | :: Articulos | Consultorio Ecológico

Consultorio Ecológico

vallenuevodepredacionP. Profesor, la Fundación Moscoso Puello denuncia que la depredación de Valle Nuevo no aguanta más y lanza un grito de desesperación ante las autoridades para que vayan en auxilio del parque nacional ¿tan grave es la situación?

R. Todo eso y algo más. La desesperación de la Fundación Moscoso Puello es tal que sus ejecutivos están casi a diario en los medios radiales, escritos, redes sociales y televisivos mostrando al mundo y los ojos de las autoridades el drama que vive este Parque Nacional.

A mí me toca de cerca la deforestación en Valle Nuevo y las cuencas hídricas de Constanza, pues me dolió hasta el alma haber participado en el desalojo de las familias y obreros de empresarios que ordenó el presidente Balaguer en 1994 en Monte Llano, Los Bermúdez, El Castillo y La Siberia.

Pero más me dolió el reasentamiento en los mismos lugares en 1996, con la llegada del nuevo gobierno, para que los patrones tuviesen mano de obra barata para seguir destruyendo a Valle Nuevo. La realidad es la cara de la verdad, solo Balaguer se atrevía a enfrentar a los poderosos.

Tengo en mi poder la amplia documentación reunida por Don Amaro Guzmán, exdirector General Forestal quien ejecutó la orden presidencial, destruyendo decenas de mansiones que tenían las familias más adineradas de este país en Valle Nuevo.

¡Pero vaya paradoja!, el nuevo Director General Forestal, que sí era militar de carrera, se encargó del reasentamiento en 1996, con el ascenso al Poder de la nueva oficialidad.

La historia es reciente y los protagonistas vivos, héroes y villanos, pero nadie puede negar esta realidad.

Valle Nuevo marcha aceleradamente hacia su muerte o desaparición y con él, las aguas de Constanza y del país. Esta sombrilla hídrica del país ha sido la preocupación de varios gobiernos.

Lo hizo Trujillo en 1938 y allí construyó su casa campestre. En 1962 Balaguer creó el Vedado de Alto Bandera y ordenó al Banco de Reservas e Industria y Comercio a construir una cerca con alambres de púas, 8 kilómetros a la redonda; Jorge Blanco en 1983 (Reserva Científica) y Balaguer nuevamente en 1994 y 1996 (Parque Nacional).

A Constanza, Valle Nuevo y sus aguas, la destruyen los poderosos. En Rancho Guaraguao – Las Neblinas, Villas Pajón, Los Bermúdez y El Paragua no son simple obreros quienes arruinan el bosque.

¿Qué es lo que está pasando? ¿y Medio Ambiente?

Por ELEUTERIO MARTÍNEZ