Inicio | :: Asi Andamos | Andrés L. Mateo: «Valle Nuevo es depredado por «jorocones» de la oligarquía»

Andrés L. Mateo: «Valle Nuevo es depredado por «jorocones» de la oligarquía»

dbritovallenuevo

El analista social y político Andrés L. Mateo exhortó al procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, y al Gobierno pasar del discurso a los hechos, con relación a la depredación acelerada que se produce en Valle Nuevo, Constanza, provincia La Vega.

Acusó a cuatro familias de la oligárquía dominicana de la referida práctica depredadora.

El escritor afirmó que la depredación en Valle Nuevo no es un caso reciente, sino que data de décadas y fue una de las batallas perdidas que dirigió el fenecido presidente Joaquín Balaguer contra esos sectores conservadores.

Según expresó, los depredadores de la zona son cuatro familias tradicionales del país, entre las que citó por sus apellidos a los Bermudez, los Mera, los Guzmán y los Mora.

Aseguró que así como lo expuso el señor Andrés Ferrer, presidente de la Fundación Valle Nuevo, quienes desmontan y depredan a Valle Nuevo no son agricultores ni campesinos que realizan labores de subsistencia, sino familias de millonarios que explotan a obreros agrícolas dominicanos y haitianos, que trabajan en condiciones casi ide esclavitud.

Haciéndose eco de la denuncia de Ferrer, deplocó que esos jornaleros a los cuales les pagan para realizar esas labores, vivan en  barracones, sin asistencia social ni snitaria y cobren muy bajos salarios.

«No son campesinos sobrevivientes, son «jorocones» los que están metidos en Valle Nuevo», insistió Mateo.

Recordó un discurso del expresidente Joaquín Balaguer, quien de forma enojosa tocó fuerte en un escritorio por la práctica depredadora en la zona de Constanza.

«Ahí no hay campesinos sin tierra, ahí no hay conucos ni agrcultura nómada. Ahi lo que hay son unos señores con mucho poder, que ganan millones de pesos al año, que explotan las aguas que bebe mucha gente», enfatizó al referirse a un informe suministro por Ferrer.

Opinó que no debe ser Domínguez Brito quien por sí solo enfrente la realidad que se vive en Valle Nuevo y que ha dado 120 días a quienes ocupan terrenos y realizan labores agrícolas, para que abandonen la zona, sino que debe ser el Estado, especial el Gobierno como administrador, y se ponga coto a la desaparición a que es sometida la zona.

La realidad es mucho más que un discurso, ya que nos estamos jugando en Valle Nuevoo un futuro muy serio, muy trascendente en este país», proclamó Andrés L. Mateo.

Por Rafael Tomás Jaime
http://zdigital.do