Inicio | :: Articulos | ¿Un lago sin cocodrilos?

¿Un lago sin cocodrilos?

lago-enriquillo El técnico dijo: “Si quieren verlos tienen que venir temprano porque los cocodrilos se esconden cuando sienten los rayos del sol y no aparecen”. Pero por determinadas circunstancias del viajero, aquellas palabras de Héctor Garibaldi Pérez, director provincial de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la provincia Independencia, quedaron en el limbo. El grupo llegó a La Descubierta casi al mediodía.

En la entrada del Parque Nacional “Lago Enriquillo” nos esperaba Teodoro Medina, quien no nos recibió solamente en su función de jefe de los guardaparques sino como un amigo preocupado por la tardanza en el arribo. Por eso nos reiteró las palabras del gerente: “A esta hora es muy difícil encontrar cocodrilos. Yo los estaba esperando desde el amanecer para poder ver algunos que andan por ahí, pero ya a esta hora es imposible”.

¿Dónde están los cocodrilos?
De todas formas el grupo insistió en el viaje a la isla Cabritos. De nada valió conocer el mal estado actual de la zona, ni la noticia de que la costa del lago y de su isla habían perdido sus contornos tradiciones a causa de las recientes inundaciones.

El equipo de LISTÍN DIARIO quería ir a la isla y descubrir los cocodrilos en su hábitat porque transcurría mayo, el mes del nacimiento de las crías y todo aquel proceso era un tema de interés para el periódico. Por eso no hubo fuerza ni razón humana que detuviera la aventura. El equipo del LISTÍN no se dio por vencido hasta que no regresó extenuado y bajo una imprevista marejada de la isla Cabritos varias horas después, en medio de un atardecer cada vez más demarcado por los mensajes del sol. Ni un solo animal salió a nuestro encuentro. 

Ni siquiera se pudo descubrir una huella o un indicio de vida de esa especie en el mismo lugar donde ocho años atrás era su principal criadero y centro de confluencia y reproducción de la especie. En la isla Cabritos no había arena, ni sombras, ni otra cosa que no fueran restos de maderos entrecruzados con la flora acuática, entre guzábaras y alguna que otra flora natural. 

Medina esperó pacientemente el regreso de los ilusos periodistas y como si los conociera de toda la vida, les dijo: -Bueno, al menos hicieron la prueba. Yo los invito a que vengan otro día pero muy temprano en la mañana. Cerca del azufrado se ven unos pocos al amanecer, y es posible que los puedan retratar. Pero nada de crías. No sabemos a ciencia cierta a dónde llevan a los recién nacidos ni en qué lugar del lago esconden sus huevos. Eso se habrá de descubrir cuando baje el nivel de las aguas.

Interrogantes
En 2002, otro equipo de periodistas de LISTÍN DIARIO visitó el lago Enriquillo en busca de los famosos cocodrilos. En aquella ocasión el viaje fue a finales de agosto cuando las crías ya estaban dispersas en el hábitat nacional de los reptiles pequeños, llamado entonces “Los Borbollones”, sitio que hoy se ha destruído a causa de la crecida del lago.

En aquella ocasión, los periodistas participaron en un conteo nocturno donde se procesaron, marcaron y clasificaron unos cincuenta animales de pequeño y mediano tamaño, cantidad que, unida a las 200 especies que como promedio existían en la zona, arrojaba un total de 250 integrantes de esa especie protegida. 

Pero eso fue 7 años atrás  Hoy, los guardaparques y técnicos de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales, no tienen a mano la cifra exacta de cocodrilos que habitan en el lago. Incluso, nadie sabe, a ciencia cierta por qué lugares frecuentan. Los técnicos que allí laboran no disponen de los medios necesarios para realizar el trabajo de búsqueda y preservación con la profesionalidad que se requiere.

Es cierto que los cocodrilos del lago Enriquillo no son agresivos contra los seres humanos. Sin embargo, esta virtud puede constituir una agravante contra estos reptiles ya que por ser inofensivos pueden ser depredados por personas irresponsables que merodean la zona, eso sin contar el temor que provocan en la ciudadanía debido al gratuito sentido bestial que se les ha dado a través del cine comercial.

Una iniciativa
LISTÍN DIARIO hace un llamado en apoyo al rescate de nuestra fauna protegida. Se propone realizar un bojeo al lago Enriquillo y a la Isla Cabritos en una embarcación que reúna los requisitos elementales navegabilidad y seguridad para los técnicos designados para esa empresa. Una embarcación que en estos momentos no existe allí, ni va a existir sin el apoyo de una mano solidaria que la facilite, al menos, con carácter de préstamo. Y para ese trabajo de bojeo el periódico también se ofrece no solo como difusor, sino como parte integrante.

No hay que explicar aquí el valor que para los antillanos reviste la preservación del cocodrilo americano como fenómeno cultural. Encontrarlo, censarlo y protegerlo es el primer paso para proseguir con una política estatal de desarrollo y conservación de la especie.

Por: Luis Beiro
Listin Diario 

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php