Inicio | :: Todo sobre Barrick Gold | Contrato Barrick Gold es una “estafa”

Contrato Barrick Gold es una “estafa”

 

Ramón Alburquerque

El ingeniero Ramón Alburquerque, experto en asuntos mineros, afirmó que el contrato suscrito entre el Gobierno y la Barrick Gold para la explotación de la mina de oro Pueblo Viejo, Cotuí, es neocolonialista, entreguista y malsano, y se constituye en una «estafa» al país y un «ecocidio».

De acuerdo al alto dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), este acuerdo es un acto de corrupción «nunca antes visto en la República Dominicana», mediante el cual el Estado le regala el oro de Cotuí, a la empresa de origen canadiense.

Al participar como invitado de la semana en el «Encuentro en LA INFORMACION», Alburquerque afirmó que la multinacional minera sobrevaluó la inversión que alega es de 3,000 millones de dólares y a cambio el Gobierno dominicano le otorgó el beneficio de eliminar todo tipo de regalía hasta que recupere lo invertido y no pagar impuesto hasta que no se logre el 10% de la tasa de retorno.

«El mineral es un regalo del Gobierno a la empresa minera», dijo.

De acuerdo al ex vicepresidente del Instituto Mundial del Oro, con sede en Canadá, el país debe asumir sus propias formas de explotación de estos recursos como lo hace Chile, Venezuela, Costa Rica, México, Panamá o Bolivia.

«Si se hiciera de este modo se aseguraría a la sociedad dominicana por lo menos, el 30 por ciento del valor total extraído, sin embargo, los contratos firmados por el presidente Leonel Fernández con la Barrick Gold Corporation, impedirán que la nación reciba un solo centavo de regalía o impuesto en vista de que los ingresos generados serían destinados exclusivamente a proteger de riesgo a los inversionistas extranjeros».

Alburquerque sostuvo que esas garantías se ofrecen a costa del agotamiento acelerado de una de las principales minas de oro y plata en todo el mundo.

«Con estos contratos el pueblo dominicano ha sido engañado nuevamente por la corrupción oficial imperante de manera penosa, y se ha demostrado que la Barrick Gold infla deliberadamente las inversiones», dijo.

En ese sentido expresó que hace apenas cuatro años que la Placer Dome publicó sus proyecciones de invertir 350 millones de dólares en una planta similar basada en el mismo proceso de extracción.

A esto a se suma-expone- que el Gobierno Dominicano está haciendo lo que nunca se había hecho en el mundo, y es cargar con la responsabilidad de los riesgos de contaminación al medio ambiente.

«El Gobierno Dominicano se hizo responsable de los riesgos ambientales en la zona de explotación, este es un caso vergonzante a nivel internacional», reiteró.

Víctima engaño

Alburquerque dijo que en este caso es preferible pensar que el presidente Leonel Fernández fue víctima de un engaño, ya que un país pobre nunca asumiría gastos millonarios que corresponden a empresas que ganan tanto dinero.

«La única regalía para el país sería el miserable 3.2% del llamado Retorno Neto de Refundición y sólo se pagará después que la Barrick Gold y socios hayan expatriado todas las llamadas inversiones de capital, costos de producción de interés de sus onerosos financiamientos, sobre los cuales el Gobierno no ejercerá ningún tipo de supervisión o control», expuso.

Según el ex asesor minero del Banco Central, la situación es tal que el presidente Leonel Fernández debe informar al país por que «renunció» tan abiertamente al derecho de supervisión y control propio de los gobiernos.

En ese orden advirtió que la principal consecuencia de estos nocivos contratos es que en los primeros seis años de operación de la Pueblo Viejo Dominicana Corporation, el país dejará de recibir sobre 2000 millones de dólares, pero agregó que esta cifra será mucho mayor, porque las tendencias de los mercados indican que los precios del oro y la plata seguirán subiendo tal vez como nunca.

«Puede asegurarse con toda propiedad que los contratos entre el Estado Dominicano y la Barrick Gold Corporation figuran entre los más leoninos y nocivos a los recursos no renovables de una nación pobre, como la nuestra, donde los recursos mineros son propiedad exclusiva del Estado pudiendo los particulares beneficiarlos solamente en virtud de la ley o de contratos especiales», señala.

Alburquerque concluyó que el tipo de contrato convenido por el Gobierno con la Barrick Gold ya no se da en la mayoría de los países de América Latina, a no ser por las manos de la corrupción.

Sus declaraciones se produjeron en la entrevista semanal del matutino, la cual se transmitirá hoy por el Canal 25, a las 8:00 de la mañana.

Por: Mariela López
La Información 

Un comentario

  1. Creo que fué el Estado Dominicano, toda vez que aprobaron los senadores y diputados. La contaminación que debe hacerse cargo el Estado, corresponde a la anterior a las operaciones de Barrick.
    Lo que sí estoy 100% de acuerdo, es que es una estafa y que los 3.000 millones de dólares, están aumentados para pagar menores impuestos. Placer Dome tenía un presupuesto inicial de 1.200 millones para un proyecto similar y una producción de 1 millón de onzas anuales.
    Ahora Barrick aumentará a 2 millones de onzas anuales, porque el precio del oro llegará este año 2010, a 2 mil dólares la onza, y para el trienio 2012 al 2014 llegaría a 5 mil dólares.
    Con las cláusulas del Contrato, el único perdedor es República Dominicana; y el único ganador es Barrick Gold Co.
    Elijan a sus líderes políticos con mejor ojo, castiguen a los que aprobaron este infame y vergonzoso contrato.
    Un abrazo, Justo

Who Makes The Best Rolex Replica Watches - upscalerolex.to

css.php