Inicio | :: Articulos | Cachote: el Reyno del Jilguero bajo custodia de las Jibijoas.

Cachote: el Reyno del Jilguero bajo custodia de las Jibijoas.

Situada en el bosque nublado de las alturas del Bahoruco Oriental  CACHOTE,
es una pequeña comunidad  que cuenta con más o menos  30 familias, una
porción de su territorio está incluida en el Monumento Natural Padre Miguel
Fuerte. Es un paraíso para los observadores de aves, de las que ya se han
reportado más de 30 especies.

Es en Cachote donde nacen los ríos Cortico y Nazito, los cuales suplen de
agua a un canal que riega alrededor de 75,000 tareas en los municipios de
Enriquillo y Oviedo. Esa cuenca también es el nacimiento de los ríos
Palomiro y San Rafael.

Hay dos rutas de accceso: la primera que es la más utilizada, por la
comunidad de La Cienaga (15 km al sur de Barahona) el empedrado camino  está
apto para vehículos altos, preferiblemente todo terreno y la segunda, por la
comunidad de Paraíso (25 km al sur de Barahona). Definitivamente se requiere
de un vehículo 4×4 para hacer el trayecto por aquí, que para muchos tiene
mucho mayor atractivo escénico pero que se encuentra muy maltrecho; es ese
recorrido se atraviesa el río nizaito y la Rancho Platón, otro lugar de
extraordinario atractivo ecoturístico.

Para los conocedores del clima sureño, se asombrrán de ver como el ambiente
cambia radicalmente desde mucho antes de llegar a la cima, des antes de
concluir los 20 kilómetros tapizados con helechos, bromelias, orquídeas,
manaclas y ébano verde. Suele haber una diferencia de entre 8 y 12 grados
entre la temperatura de “abajo” y la de Cachote.

La estadía es posible en su Centro de Visitantes: «Canto del Jilguero»,
manejado por la Microempresa Ecoturística de CACHOTE, el cual posee varias
cabañas con capacidad para entre 9 y 12 personas cada una.

Las noches son un poco frías y agradables, con el sonido de la naturaleza,
la ligera lluvia, las aves y otras especies que relatan un concierto
inductor a un sueño plácido y acogedor.

Si pernoctan allí, no se olviden de solicitar una fogata nocturna con su
respectivo jenjibre.

La mujeres de la comunidad tienen a su cargo la cocina del Centro “Ebano
Verde”, poniendo en la mesa lo mejor de la cocina campesina y un trato más
que afable.

En toda el area se garantiza la continua sinfonía celestial del Jilguero y
las decenas de especies de aves que pululan por doquier.

no images were found

La Biodiversidad de Cachote es impresionante, no en vano es considerado uno
de los HOTSPOT de la Biodiversidad caribeña, el simple recorrido por “el
Sendero de la Jibijoa” (nombre dado por la alta presencia de la hormiga Atta
insularis,  bibijagua, especie muy rara que hace sus colmenas en las ramas
de los arboles) es más que una rica muestra de los exhuberantes valores que
se preservan en el lugar.

Este es sin lugar a dudas uno de los senderos más habilmente trazados que
hemos visto en mucho tiempo, con un nivel de dificultad baja o media, cuyo
recorrido se hace entre 40 minutos y hora y media, garantiza al visitante un
paseo placentero por entre la acuciosa belleza de sus árboles y la neblina
acariciante de los cielos.

Además del Sendero de la Jibijoa hay otras opciones que conllevan un poco
más de tiempo y algo de dificultad, con recorridos por entre los tupidos
Manaclares y saltos de agua.

Definitivamente, pasar por Cachote es una pieza infaltable en el prontuario
de cualquier amante del Ecoturismo y la Naturaleza de la República
Dominicana.

Para logística de visita y más detalles pueden contactar con el señor
Martiano Moreta, de la Sociedad Ecológica de Paraiso, en el (1-809) 899-4702
y en el (1-809) 524-6609.
E-mail: ecoturismocomunitariocachote@yahoo.com

css.php