Inicio | :: Articulos | Consultorio Ecológico: Ley de Ordenamiento Territorial

Consultorio Ecológico: Ley de Ordenamiento Territorial

Consulta

P. Profesor, después de tanto esfuerzo ¿en qué ha quedado la Ley de Ordenamiento Territorial?

Respuesta

R. Lamentablemente, durmiendo el sueño de los justos. Estamos totalmente de acuerdo con los gremios profesionales del área agrícola y forestal, quienes aseveran que una Ley de Ordenamiento Territorial no ordena ni resuelve nada por sí sola, pues nada camina mientras no exista voluntad política.

Nada puede ser más cierto, pues nos consta todo el esfuerzo que se ha hecho desde la Dirección General de Ordenamiento del Territorio del Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo e incluso, desde el mismo Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y, aunque la misma hace tiempo que está en las cámaras legislativas, no camina porque carece de interés real, no ha recibido el impulso político necesario.

Es cierto que hay un florecimiento en la producción de alimentos y que hasta se podría decir que en la República Dominicana hay autosuficiencia alimentaria, pues si se satisface más del 80% de la demanda de productos agrícolas, es porque la dependencia de los mercados internacionales, ya no es tan fuerte; pero no podemos dormirnos en los laureles.

La riqueza mayor reside en la tierra y ella no crece, pero si puede hacerse más pequeña con el caos. A nadie beneficia el desorden y por más bonanza que se pueda advertir, nada se hace sostenible sin el orden, sin la planificación a largo plazo.

La Ley 64-00 y la propia Constitución de la República disponen que todo debe hacerse bajo un orden para que se asiente en el ideario colectivo y adquiera el sentido de la continuidad, vale decir, adquiera la sostenibilidad en el tiempo y el espacio. El suelo dominicano tiene capacidad para alcanzar la soberanía alimentaria y una muestra de ello es lo que vivimos actualmente; pero dónde está la garantía del futuro.

La sostenibilidad es la regla de oro del desarrollo y ella solo se logra mirando hacia el mañana. Si tenemos el alimento de hoy, lo aplaudimos, pero si aprendemos a pescar, si el orden y la disciplina productiva se asientan en el imaginario colectivo, siempre tendremos que comer y no importa lo que pase afuera, más allá de las fronteras, somos independientes, pues la soberanía alimentaria es la verdadera libertad.

Pronto tendremos una ley de aguas, para ello tenemos los dedos cruzados, pues si hay agua y el compromiso del campo se mantiene, no hay nada que temer.

Por: Eleuterio Martínez
Hoy.com.do

css.php

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com